ERP
Empresas organizadas por procesos

Empresas organizadas por procesos vs personas

Nos encontramos en una época caracterizada por el síndrome de la titulitis. Tanto a nivel individual como a nivel empresarial.

A nivel individual, se nos exige varios grados universitarios, varios idiomas, algún que otro master, etc. Y aunque la formación es fundamental, no debemos perder la perspectiva que el objetivo principal debería ser acceder al mercado de trabajo y poco a poco ir complementando con acciones formativas adicionales nuestro perfil y así poder ganar en conocimiento y en aspiraciones.

A nivel de empresa, esa titulitis está por doquier. Nos autoexigimos poseer el mayor número de certificaciones posibles: ISO-9001, ISO-14001, ISO-50001, …, y siempre bajo lemas más amigables como Empresa comprometida con el medioambiente, Empresa con responsabilidad energética, Empresa comprometida socialmente, Empresa con sistema de gestión de la calidad … No voy a negar las ventajas inherentes a poseerlas, pero siempre que no se pierda de vista los principales objetivos de la empresa: vender más, ser más rentable, lograr mayor satisfacción de los clientes, etc.

Vuelvo a insistir en este punto que la formación me parece un tema fundamental, pero este paraguas no garantiza modelos de trabajo sostenible en las empresas. De hecho, y no es raro encontrarse con ello, hay empresas donde nos encontramos personas con perfiles profesionales muy elevados y a su vez con prácticamente todas las certificaciones habidas y por haber. Sin embargo, su organización interna no es ni mucho menos la ideal. No solo eso, sino que en algunos casos, poseen carencias organizativas muy elevadas.

El problema de esas carencias lo origina el hecho de que deberían ser empresas organizadas por procesos y no por personas. Y la realidad es que no lo son, a pesar que disfrutan de esos magníficos títulos de cara a la galería. Esas certificaciones, por desgracia, no poseen mayor alcance que el dejar constancia que se siguen unos estándares de organización, pero que en la mayoría de casos solo se revisan anual o bianualmente con el objetivo de superar las respectivas auditorías. Y ello no quiere decir que el factor humano no sea imprescindible, sino que la forma de gestionar cualquier operación debe basarse en un modelado del proceso.

Empresas organizadas por procesos

Empresas organizadas por procesos

Las empresas con una organización en torno a personas en vez  de empresas organizadas por procesos origina que:

  1. Ciertas personas se encuentran omnipresentes en todo flujo de información de la empresa, actual o futuro.
  2. Algunas personas se muestran reticentes a los cambios y a la asunción de nuevas tareas bajo la excusa de ‘Eso no me compete a mi‘.
  3. No existe un único modo de operar sobre un proceso. Al ser tan dependientes de las personas, cada una de ellas tiene su propia organización y su concepto del trabajo bien hecho (o en algunos casos, del trabajo simplemente hecho), por lo que la percepción del resultado puede ser distinta en cada caso, ya sea por nuestros clientes, proveedores o simplemente nuestros superiores jerárquicos.
  4. Alto grado de dependencia de las personas y por tanto criticidad a la hora de la sustitución de éstas, ya sea por causas habituales (bajas, vacaciones, …) o por causas forzadas (despidos, …).
  5. Baja percepción del concepto de marca y unidad de empresa. En ocasiones, incluso, ambientes tensos que se perciben desde fuera por personal ajeno a ésta.
  6. Grandes diferencias en las cargas de trabajo del personal. De hecho, las nuevas tareas tienden a asumirlas siempre los mismos, pues suele ser el personal en el que confían sus superiores, y por tanto, se les asigna reiteradamente nuevos roles y obligaciones.
  7. La mejora continua no existe en el vocabulario. Al recaer las tareas en personas de forma exclusiva, no es posible que otros realicen un análisis y capten todos aquellos procesos susceptibles de mejora.
  8. Los sistemas de información no ayudan mucho. Las herramientas, más que una ayuda, son un problema.

Estoy seguro que existen muchas más, pero por mi experiencia, éstas son las que afloran de forma más directa. La solución pasa por revertir la situación de tener empresas organizadas por personas y lograr empresas organizadas por procesos, y para ello, herramientas de Gestión o administración por procesos de negocio (BPM – Business Process Management) serían de gran utilidad. Pero ésta es otra historia que relegamos para próximos artículos.

Recibe nuevos artículos mediante suscripción por e-mail, RSS o Feedly
Seguir en Feedly
 
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
Empresas organizadas por procesos vs personas, 4.0 out of 5 based on 1 rating

Sobre Sergio Martínez

Dirección desarrollo e implantación ERP en Daemon4 Socialmedia, TIC, IDi, e-commerce, 2.0... Blogger en https://mundoerp.com

5 comentarios

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Subvenciones y ayudas para proyectos TIC

Me siento desanimado y frustrado. Hace años que lo intentamos, pero no hay forma. Siempre ...

Deshojando la margarita… Proyecto sí, proyecto no…

Hace un par de semanas me llamaba un cliente con gran urgencia para acometer un ...

No todos los cambios son percibidos como buenos

De vuelta sobre el rechazo al cambio

Sé que hemos hablado en innumerables ocasiones sobre la gestión del cambio, pero no deja ...

Industria inteligente/digital (4.0), IoT, Big Data, … y los actuales ERP

Desde hace unos meses, parece haberse extendido nuevos conceptos tales como Smart Industries, Industria Inteligente, ...

La dificultad de vender e implantar software (Empresa 1.0 vs 2.0)

Vender e implantar software siempre ha sido difícil, pero he de reconocer que me encuentro en ...