• jueves, junio 21, 2018

Informática dentro vs informática fuera de la organización (outsourcing vs insourcing)

En el artículo de la semana pasada comentábamos la conveniencia de la concentración de multitud de software de gestión empresarial en el ERP. Al hilo de este tema, se me ocurría sobre la conveniencia de congregar todo tipo de recursos humanos de las distintas áreas funcionales en las organizaciones con el fin de hacerlas más independientes y competitivas. Es decir, me planteaba la pregunta de si era conveniente externalizar este servicio o bien era más conveniente poseer un departamento de informática como una sección más de la empresa, en definitiva enfrentar outsourcing vs insourcing. Eso sí, teniendo siempre en mente que el servicio de informática en una empresa es un área estratégica y por la que no se puede subcontratar sin más como algunos otros servicios, sino que hay que plantearla en términos de colaboración con empresas de confianza y con garantías.

El hecho de que pertenezca a una empresa que presta servicios informáticos en el ámbito del desarrollo, consultoría y formación de ERP, así como en el área de sistemas y servicios de instalación de infraestructuras TIC, no me permite ofrecer una opinión muy objetiva, pero trataré en la medida de lo posible de ser imparcial. Ya juzgáis vosotros si lo he conseguido o no.

Comenzaré con exponer dos situaciones que me han sucedido al visitar a unos clientes potenciales en el plazo de unos días:

Ejemplo de insourcing

  • Cliente potencial: de tamaño reducido, pero con departamento de informática dentro.
  • Recursos del departamento de informática: uno.
  • Dependencia de los usuarios con respecto al informático: total, hasta para las tareas menos relevantes. A modo de ejemplo, soporte a usuarios con poca capacitación informática en general y ofimática en particular (sorprendente pero pasa en algunas empresas).
  • Dedicación de los recursos área informática: 100 % del tiempo.
  • Relación del informático con el resto de personal: excelente.
  • Programas de gestión empresarial: desarrollo íntegro interno y a medida de las necesidades de cada usuario y sin un plan programado de consecución de objetivos.
  • Evolución del software: con dificultad, prácticamente solo los cambios legales y algunas mejoras funcionales por peticiones de los usuarios, no siempre bienvenidas por el informático dada su disponibilidad de tiempo.
  • Infraestructuras TIC: toda la instalación y configuración de equipos, periféricos y comunicaciones realizado por el informático.

Creo que con la exposición del caso no hace falta muchas más aclaraciones. Pero por si alguien no se ha percatado de la situación, diré que la dependencia de esta organización con respecto a una persona es total, por encima incluso de la gerencia o cualquier otro responsable de área.

Es decir, el CIO es el único bastión por el que la organización sigue funcionando. No hace falta ni CEO, ni CFO, ni CMO, ni CTO, ni otros cargos con siglas similares, pues el CIO es omnipresente.

Ejemplo de outsourcing

  • Cliente potencial: de tamaño reducido, pero con informática externalizada.
  • Recursos del servicio externo: dos, un informático y un administrativo.
  • Dedicación de la empresa informática: 120 %. Es decir, cada semana el 20 % de sus tareas se quedan sin hacer y por tanto, acumula los retrasos. Resultado: clientes desatendidos durante semanas.
  • Atención y soporte: prácticamente nulo, y totalmente a deshoras, termina atendiendo a clientes incluso sábados y domingos por la tarde.
  • Relación del informático con la organización: excelente, incluso de amistad personal. Además, cuando les atiende sábado y domingo no les factura, por eso de la amistad y por el sentimiento de culpa de la intervención tardía.
  • Programas de gestión empresarial: programación a medida y al dictado. La máxima aspiración del cliente es que su informático le haga un formulario de incidencias con tres campos: fecha incidencia, cliente y observación. Por supuesto, está esperando meses que se lo hagan. Quizá se lo ponga un domingo, aunque el report tendrá que esperar otros meses más.
  • Evolución del software: nulo. Solo bajo petición a medida del cliente. Algunos cambios legales los han recibido meses tarde.
  • Infraestructuras TIC: paupérrimas, aunque esto creo que va más en la línea de la nula capacidad de inversión del cliente y no es debido a su proveedor.

Este ejemplo, a pesar de ser contrario al anterior, posee un elemento común: la dependencia de una única persona. Es más, la dependencia de alguien ajeno a la organización, lo cual me parece mucho más grave que ejemplo de insourcing. Además, me llama la atención una cuestión: el concepto de amistad. ¿Acaso tiene algo que ver la amistad con el manejo de un negocio? Entiendo como normal que entre dos empresas que puedan prestar un servicio en igualdad de condiciones y sin ningún otro elemento diferenciador, se pueda recurrir a la amistad para decantar la decisión, pero hacer prevalecer la amistad por encima del crecimiento y rentabilidad de la empresa limita bastante en competitividad. Vamos, eso creo, igual soy bastante insensible.

Con estos dos ejemplos trato de mostrar que el enfrentamiento outsourcing vs insourcing no tiene sentido, pues no son buenos o malos en sí, sino que depende de otras cuestiones. Veamos las razones a favor en ambos casos.

Outsourcing vs Insourcing

Outsourcing vs Insourcing

A favor del insourcing

  1. Grandes corporaciones. A mi modo de ver, a partir de requerir 3 o 4 recursos informáticos, se hace imprescindible por dedicación y costes el asumir un departamento propio e interno.
  2. Complejidad y alta especialización del negocio. Si la empresa se encuentra en un nicho de negocio muy pequeño y específico, posiblemente tendrá dificultades para encontrar personal, software y/o hardware especializado, los servicios externalizados incurrirán en costes muy elevados y además, estarán especializando a personal ajeno a la empresa.
  3. Ventaja sobre la competencia. Si la corporación es pionera en un área de negocio y lleva una ventaja sustancial sobre la competencia, recurrir a recursos internos de los que no disponga la competencia, les permitirá continuar unos años más en esa posición predominante.
  4. Criticidad del negocio. Ya sea por costes económicos o humanos, determinados negocios (por ejemplo de carácter estratégico), no pueden interrumpirse en ningún momento, por lo que la agilidad de un departamento interno siempre será mayor que el de uno externo (aunque lógicamente puede definirse por contrato con recursos externos).
  5. Confidencialidad y seguridad de la información. La mayoría de empresas piensan que su información es muy valiosa, pero me refiero a información “ultrasensible” (militares y defensa, financiera, la fórmula de la Coca Cola, …).
  6. Ahorro en mantenimientos. En ocasiones, los servicios de mantenimiento del ERP o cualquier otro software de gestión empresarial pueden ser elevados, por lo que en el caso del insourcing se omiten. Sin embargo, este ítem hay que cuantificarlo en su justa medida, dado que el mantenimiento añade valor a la herramienta, ya sea a través del soporte, de las actualizaciones funcionales y tecnológicas, etc.

A favor del outsourcing

  1. Conversión de costes fijos en variables. Quizá los costes sean más altos inicialmente, pero a medio y largo plazo, el recurrir a personal interno lleva implícito otros costes no tan directos (bajas, vacaciones, despidos, …) que una externalización no conlleva.
  2. Especialización y mayor cualificación. Sin ánimo de indicar que el personal interno esté menos cualificado, me refiero a que recurrir a externalizar ciertas tareas nos permite poder elegir el personal más cualificado para cada una de ellas. Normalmente, si se dispone de recursos internos, se terminan dedicando a “reinventar la rueda”, cuando otras empresas poseen un bagaje de varios años por delante en esos o similares proyectos. Es decir, por muy especializados que estén los recursos internos, no lo estarán en todos los proyectos que se aborden. La subcontratación nos permitirá elegir al personal más cualificado para cada tarea o proyecto.
  3. Las empresas son el resultado del conocimiento de todos sus clientes, por lo que externalizar por ejemplo el software de gestión empresarial es necesario para que el software aporte valor a las personas de la organización, y no sean las personas de la organización las que aporten valor al software. Poco valor puede proporcionar una única empresa a un software cuando ambos están condicionados mutuamente y de forma recíproca. Es decir, el software hace lo que los usuarios deciden que ha de hacer bajo el prisma sesgado de una única experiencia empresarial. Sin embargo, cuando el software es ajeno y ha evolucionado bajo la experiencia de muchos usuarios y clientes, entonces es cuando puede aportar valor y nuevas perspectivas.
  4. Igualdad de condiciones para competir entre empresas pequeñas y grandes, al poder disponer de los mismos servicios.
  5. Amplio bagaje en resolución de situaciones críticas. El enfrentamiento a un gran número de incidencias en otros clientes y con otros usuarios, permite percibir con mayor celeridad el origen de los problemas y su resolución.
  6. Supresión de los costes ocultos de implantación. Aunque se puede contratar los servicios por administración, lo normal es hacerlo a precio cerrado, por lo que desde el primer momento sabremos el precio del servicio (y la fecha de entrega), mientras que el mismo realizado de forma interna puede sufrir multitud de demoras justificadas por los problemas del día a día y un coste muy variable y poco cuantificable.

Como veis, decantarse por un modelo de outsourcing frente a uno de insourcing está más que justificado para muchas corporaciones de tamaño pequeño y medio, sin embargo, conviene siempre analizar todos los pros y contras que puede aportar cada modelo a cada negocio en cuestión.

Traducción libre: "Burt, no te preocupes. Ya te externalizo yo el servicio"

Traducción libre: “Burt, no te preocupes. Ya te externalizo yo el servicio”

En cualquier caso, pienso que la tendencia en los próximos años irá en la línea del outsourcing, dada la dificultad cada vez mayor para las empresas de soportar el coste de personal. ¿Acaso no estamos asistiendo a un “adelgazamiento” de las empresas en personal? Se está produciendo una atomización de las empresas, y las que surgen lo hacen con una cantidad de personal más equilibrado, compitiendo en calidad de producto y servicio con las más grandes, incluso en mejores condiciones en algunos casos. Otro síntoma adicional es ver como cada día son más los servicios que se están prestando en la nube, por lo que ciertas tareas destinadas a mantenimiento de equipos, servidores, copias de seguridad, etc. están siendo relegadas y delegadas a empresas que poseen más experiencia y medios, y proporcionan más garantías de seguridad y fiabilidad.

Después de estas conclusiones, ¿prefieres los servicios de informática dentro o fuera de la organización?

Recibe nuevos artículos mediante suscripción por e-mail, RSS o Feedly
Seguir en Feedly
 
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
Informática dentro vs informática fuera de la organización (outsourcing vs insourcing), 4.0 out of 5 based on 1 rating

Related Posts

8 Comments

  1. Pedro
    11 septiembre, 2014 at 10:23 Responder

    Excelente artículo Sergio. Dentro de estos dos servicios es siempre recomendable distinguir entre las ventajas de tener un equipo interno especializado y subcontratar a una empresa externa. De esta forma un negocio puede invertir acorde a sus necesidades..

    Gracias y un saludo

    • Sergio Martínez
      11 septiembre, 2014 at 10:43 Responder

      Gracias Pedro por tu comentario.

      Efectivamente, en el artículo no se trata de excluir uno u otro, es más, muchas empresas disponen de un sistema mixto bastante razonable para sus necesidades.

      Un saludo.

  2. adrian
    3 septiembre, 2014 at 16:32 Responder

    Hola muy buen articulo, con este tema y en especial en lo referente al desarrollo de los sistemas, como consideras tu la situación. A mi me parece que si en una organización de tamaño medio – grande y si es factible contar con un área destinada al desarrollo, creo que es mejor ante la tercerizacion de los desarrollos, ya que esto te da mas independencia ante cambios y/o desacuerdo con la empresa que se terceriza. Ademas por mas que uno establezca reglas y criterios para el desarrollo, luego ante modificaciones que se requieran (ya sea por correccion de codigo, evolucion del sistema, etc) es mucho mas complejo que lo tome otro desarrollador, esto requeriria de mucho tiempo ya que hay que estudiar y entender el codigo para luego comenzar las tareas de programacion. Cual es la opinion respecto del desarrollo, que conviene tercerizarlo o crear una estructura interna por ejemplo de un responsable y 3 o 4 desarrolladores (en mi caso estamos trabajando con .net c# y sql server y la organizacion es de 700 empleados. atte. Adrian

    • Sergio Martínez
      3 septiembre, 2014 at 21:08 Responder

      Hola Adrián, muchas gracias por tu comentario.

      Efectivamente, el tamaño de empresa puede ser un factor a favor de disponer de un departamento de desarrollo propio, sobre todo cuando tampoco el mercado de las soluciones existentes puede satisfacer los requerimientos por falta de verticalización del sector, complejidad, etc.

      Sin embargo, hay que llevar cuidado pues en ocasiones la necesidad de un departamento interno de desarrollo se justifica más por las caprichosas personalizaciones de los usuarios que por una necesidad real. Muchos ERP contemplan suficientemente muchos de esos requerimientos y con best practices y que conducen a los desarrolladores internos a “reinventar la rueda” con miles de horas de desarrollo que podrían ahorrarse. Por poner un ejemplo: Un ERP de primer nivel contemplará cualquier cambio normativo y legal en el sistema por complejo que sea(y posiblemente sin coste para el cliente si contrata mantenimiento), sin embargo en el caso de los departamentos internos han de “sufrir” esos mismos desarrollos con costes elevadísimos para la empresa.

      Otro problema que se me ocurre también porque lo he visto en algunas empresas con un departamento informático importante es cuando el usuario se convierte en totalmente dependiente de éste. He visto casos en los que los usuarios son incapaces de desatascar el papel de una impresora, poner un tóner, usar una hoja de cálculo, etc.

      En definitiva Adrián, no quiero decir que no esté de acuerdo con departamentos internos, sino que hay que llevar cuidado con su función real, pues se corre el riesgo de sobredimensionarlos.

      Saludos cordiales.

  3. valerio
    9 agosto, 2014 at 09:17 Responder

    Bonito articulo. Aqui ya no hablas de herramientas sino de estrategias. La conveniencia de uno y otro o de los dos conviviendo, se basa en como la Alta Direccion plantae esta parte tan vital de la empresa. Me explico, se ha vuelto tan necesaria e imprescindible el conjunto TIC que se ha convertido en un suministro. Esta pasando de ser un activo a ser un gasto ordinario. Solamente estan tomando valor como activos los datos de los clientes finales. Las herramientas y servicios se estan transformando en un suministro necesario. Como si fuera electricidad, gas,agua, neumatica, etc.
    Esto tendencia se ha acentuado desde la explosion de la nube, donde incluso pueden convivir las dos modalidades en un plano igualitario.

    • Sergio Martínez
      9 agosto, 2014 at 10:57 Responder

      Gracias Valerio por tu comentario. Me alegra verte por aquí.

      Como bien dices, conozco muy pocas empresas que consideren la informática de carácter estratégico para su evolución y desarrollo futuro. Por el contrario, en la mayoría de empresas es “ninguneada” e infravalorada su criticidad. Por supuesto, hasta que sucede algún problema o catástrofe.

      Una empresa productiva es capaz de disponer de recursos, herramientas y máquinas alternativas que eviten paradas y/o caídas de producción, sin embargo, es raro ver que pongan el mismo empeño en garantizar la continuidad ante cualquier imprevisto en informática. Sigue aplicando en muchas empresas el criterio de que la maquinaria es inversión, la informática un gasto.

      Agradezco enormemente tu comentario. Vuelve cuando quieras. Un abrazo.

  4. Adopción ERP en modalidad SaaS "on the cloud"
    26 enero, 2014 at 20:13 Responder

    […] relativamente pequeña, debido a la necesidad de mantener el software y las infraestructuras. La externalización de estos servicios podría permitir prescindir o reubicar alguno de estos […]

  5. Informática dentro vs informática...
    20 octubre, 2013 at 21:40 Responder

    […] Outsourcing vs Insourcing: La tendencia deriva a externalizar servicios con el fin de reducir costes y lograr servicios similares a las grandes empresas.  […]

Leave A Comment